Linkedin

viernes, 28 de diciembre de 2012

Una "opción" para ganarle a la inflación



Como inversores, siempre estamos preocupados porque nuestro dinero no pierda poder adquisitivo. En nuestro país, esto se torna muy complicado, ya que estamos acostumbrados a sobrevivir con niveles de inflación por arriba del 20%.  Esto, lo vivimos todos los días cuando vamos al supermercado, cuando cargamos nafta, cuando vamos de shopping.

El aumento generalizado del nivel de precios, obliga al consumidor a tener que utilizar sus pesos, para comprar bienes, en una economía, donde muchos vehículos de inversión  arrojan tasas de interés  por debajo de la inflación.

Con un ritmo de depreciación de nuestra moneda, con respecto al dolar, menor al crecimiento de los precios, el resultado es una inflación en dolares, que hace que, atesorarlos, tampoco nos cubra de la pérdida de poder adquisitivo. A esto le sumamos la dificultad que nos pone el Gobierno para hacerlo.

Sabemos que la bolsa local, no ofrece muchas alternativas de inversión.  Pero hoy les mostraré una opción  que nos permite tener rendimientos por encima de la inflación. Una alternativa al plazo fijo convencional que hoy nos arroja un rendimiento del 15% anual aproximadamente.

La alternativa es el "Lanzamiento Cubierto" o "Covered Call". Una estrategia que involucra acciones y opciones financieras, más precisamente, opciones de compra o "calls".
Un call es un derecho, pero no una obligación, que le da a su comprador, a comprar un activo subyacente a un precio determinado en una fecha determinada (call long). El vendedor de un call, tiene la obligación de vender ese activo subyacente, en el caso de que el comprador adquiera el derecho de comprarlo (call short)

En el lanzamiento cubierto, nosotros seremos aquellos que vendamos el call. Es decir, le daremos el derecho a otro inversor, que comprará el call, a comprarnos el activo subyacente, a un precio determinado a una fecha concreta. A cambio recibiremos una prima, por darle el derecho de comprarnos el activo. Nuestra ganancia vendrá por el lado de cobrar la prima, más la posible diferencia entre el precio de compra de la acción (recordar que nosotros teniamos la acción originariamente), y el precio estipulado con el contrato (precio de ejercicio)

La operatoria sería de esta forma:

-Compro una acción
-Vendo simultaneamete un call (opcion de compra) de esa acción
-Cobro la prima
-Al vencimiento de la opción, si el comprador no la ejerce, me quedo con las acciones y con la prima, y si el comprador me ejerce la opción, cobraré la prima, más la posible diferencia entre el precio de compra de la acción y el precio estipulado.

Una vez transcurrido el plazo de la opción, la variable fundamental será el precio de la acción, que va a definir si el comprador ejerce su opción o no, de comprarnos las acciones.
Si el precio de la acción es superior al precio al cual estamos obligados a vender (precio de ejercicio), el comprador EJERCE la opción, ya que compra las acciones y las vende más cara en el mercado. Si la acción cotiza por debajo del precio de ejercicio, el comprador NO EJERCE la opción, por lo que me quedaré con las acciones, más la prima cobrada por vender el call. Acá mi riesgo es quedarme con las acciones, y estas valgan menos que cuando las compré (que en definitiva me hubiese pasado aunque no venda los calls, ya que yo tenía las acciones originariamente)


Vayamos a un ejemplo numérico:

Compro 1000 acciones de la empresa A, a $3 cada una, invirtiendo $3000
Vendo 10 contratos de opciones de compra (cada contrato contiene 100 acciones), con una base de $3,10 (precio de ejercicio) con vencimiento el 15 de febrero de 2013, recibiendo una prima de $0.20 por acción.
De esta forma sería como haber comprado la acción A, a $2,80 ($3-$0,20).

Si dentro de 45 días me ejercen la opción, vendo las 1000 acciones a $3,10, habiendolas pagado $2,80. Es decir tuve una rentabilidad del 10% en 45 días, lo que representa una rentabildiad del 81% anual.

Escenarios Posibles:

A) Si el precio de la acción de A está por encima de $3,10, el comprador ejerce la opción. Yo le vendo las 1000 acciones a 3,10, y mi ganancia anual será de 81%.

B) Si el precio de la acción A, está por debajo del precio de ejercicio ($3,10), el comprador no ejerce la opción, y yo me quedo con las 1000 acciones, que fueron compradas a 2,80, gracias al cobro de la prima. Si la acción baja aún más de ese precio, yo voy a estar perdiendo dinero. Si se mantiene entre 3,10 y 2,80, mi rentabilidad fue postivia.

Conclusión:

Esta operación me permite cubrirme, frente a una posición ya tomada, a través de una venta de calls, que lo que permite es que termine comprado a un precio más bajo, por el cobro de la prima, y de esa forma amortiguar un poco las caídas.
De la misma forma, me pone un tope a mis ganancias, ya que si la acción sube muy fuerte, yo debo vender sí o sí mis acciones al precio de ejercicio, evitando que yo las pueda vender al precio de mercado más alto. Esto último, puede ocasionar que yo no pueda re comprar más las acciones, ya que pueden entrar en una senda alcista. Por eso este tipo de estrategias se recomienda utilizar para mercados que cotizan laterales.








1 comentario:

La inversión y el miedo dijo...

Si querés ver como invierto y recibir el diario económico en tu twitter seguime
@inversionymiedo

Publicar un comentario