Linkedin

jueves, 27 de diciembre de 2012

La importancia del interés compuesto

C0 . (1 + i) n = Cf


Muchas veces nos preguntamos de qué forma generar crecimiento de nuestro capital. Es decir, como inversores, buscamos la forma de poder hacer crecer nuestro dinero, pero a la vez, que este proceso nos permita mantener el poder adquisitivo en el tiempo.
Ahorrar o acumular dinero sin invertir significa perdernos una gran oportunidad. Y a qué me refiero con esto?. En la fórmula descrita más arriba, tenemos la respuesta.  Las variables más importantes a la hora de invertir son: el tiempo y la tasa de interés, a la cual invertimos nuestro dinero.
Surge así, el concepto denominado INTERÉS COMPUESTO. 

El interés compuesto nos permite, poder generar, interés  no solo con el capital que invertimos, sino también, generar interés, sobre el mismo interés que genera mi capital. Es decir, obtenemos intereses sobre intereses, esto es, el dinero se capitaliza en el tiempo; los intereses recibidos también son re invertidos a la misma tasa y pasan a convertirse en capital.
Por lo tanto cuanto más tiempo dure mi inversión más veces voy a aplicar la tasa de interés sobre mi capital inicial, como así también sobre los intereses que voy a ir generando, lo que resulta un crecimiento exponencial de mi capital.
Ahora bien, la variable fundamental para esta operatoria es el tiempo. Cuanto más tiempo, yo disponga, para mi inversión, más dinero voy a acumular, con menos esfuerzo.

Supongamos que tenemos dos personas : A y B. Las dos tienen la misma capacidad de ahorrar e invierten a la misma tasa de interés.
Ahorro anual : 1000 USD
Interés anual: 10%
A comienza a ahorra a los 18 anos deja de hacerlo a los 26 (8 años de ahorro)
B comienza a ahorrar a sus 26 y termina a sus 60 (34 años de ahorro). Cualquier diría que B debería tener mas dinero a final del periodo.



El resultado está a la vista. A ha acumulado más de 100.000 USD más que B, solo por el hecho de empezar a ahorrar antes. No solo invirtió menos dinero sino que acumuló mucho más.
Por lo tanto, debemos entender que el ahorro es un plan en donde debemos determinar cuál es nuestro objetivo, donde el monto que uno invierta no nos genere un ahogamiento, ya que sino, de esa forma uno abandona su plan rápidamente.
Este tipo de procesos, nos puede servir para planificar, un viaje, la compra de una casa, el vivir de rentas el día de mañana, la planificación de nuestro retiro, etc.
Debemos, pues, entender, que de nuestros ingresos, un 10% debe ir a inversiones de largo plazo, donde nos permitan acumular mucho dinero, gracias al interés compuesto, cuyo principal aliado es el tiempo. Para eso, debemos ordenarnos financieramente, y determinar cuales son de nuestros gastos, aquellos innecesarios, y destinarlos a nuestro ahorro de largo plazo.


"Uno no planifica fracasar, pero sí fracasa por no planificar"



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada